Showtime vol.XIX: La Respuesta

Vida y obra de Allen "The Answer" Iverson

Lo que se dicen huevos...

El 18 de Mayo del año 2002, dos peleadores se enfrentaron en el que sería el primero de una trilogía de combates que marcaría a fuego el boxeo en la primera década del siglo XXI.

Los mejores pesos Pesados de la historia

Llegó la hora de arriesgarse. En este blog hablamos bastante de historia del boxeo, de campeones olímpicos y de las mejores peleas que merecen ser revividas por todos nosotros. Pero hoy toca volver a las listas y rankings, ese género con el que High Fidelity ha arruinado a toda nuestra generación, y acá presentamos un plato más que jugoso: los mejores 10 Pesos Pesados de la historia del boxeo. Pasen, vean y opinen.

A 45 años de la ABA, 45 años de PFA en el basket

En este febrero del año de nuestro señor 2012 se cumplen 45 años de la aparición de una de las competiciones más importantes de la historia del baloncesto. Si vienen siguiendo la serie Showtime de este blog (se los recomiendo) ya sabrán que nos estamos refiriendo a la ABA, una liga que nació con el objetivo de disputarle a la cada vez más poderosa NBA la hegemonía que esta poseía dentro del campo del basket estadounidense.

The Ringless - Vol. I: Bernard King

Con este post damos comienzo a una nueva sección en este humilde blog. Vamos a hacer un repaso de los grandes jugadores de la NBA que han finalizado su carrera sin la obtención de un título, es decir, sin poder lucir un anillo de campeón en sus dedos.

10.16.2014

10.10.2014

La Previa de la NBA: Detroit Pistons



Es el amanecer de una nueva era en Motown. El reinado de terror (?) de Joe Dumars ha terminado, y comienza como General Manager/Coach de la franquicia el laureado y respetado Stan Van Gundy. Esto se traducirá, a grandes rasgos, en bocha de cambios dentro del plantel y estilo de juego de los Pistons. A continuación vamos a tratar de mostrar cuáles serán estas modificaciones.

En primer lugar hay que entender cuál es la visión que Van Gundy tiene del básquet. Tal vez lo más importante a la hora de intentar empezar a pensar el futuro de los de Motor City sea recordar que, ante todo, Stan busca poblar de tiradores la cancha alrededor de un pivot simil-dominante en rebotes y defensa. Esta función la cumplieron Alonzo Mourning en Miami y Dwight en Orlando. Claramente la piedra basal en este nuevo proyecto sea Andre Drummond, que si continúa su proyección debería ser una especie de nuevo Howard. Dre es un pivot extremadamente atlético y joven. Es muy probable que se trate del mejor reboteador de la liga, y por las herramientas físicas con las que cuenta (y con, ahora, la tutoría de Van Gundy) debería transformarse más temprano que tarde en una auténtica bestia en el apartado defensivo. En ataque todavía está muy verde, y es uno de los peores tiradores de libres de la liga, pero por lo pronto no es para eso que lo necesitan.
Pero esto es lo que ya tienen. Lo otro que se repite equipo tras equipo de Stan es el stretch four. Siempre, siempre, utiliza ala pivots que tengan capacidad de tiro de tres puntos, usando a James Possey y a Antoine Walker en Miami y a Rashard Lewis y Hedo Turkoglu en Orlando. Esto es así porque, como bien decíamos, la idea es rodear al pivot de tripleros  para espaciar la cancha. El problema es que los ala pivots con los que cuenta Detroit en este momento son Greg Monroe, un especialista en movimientos en el poste que no defiende a nadie ni  tiene un rango de tiro demasiado amplio, y Josh Smith que BAJO NINGUN PUNTO DE VISTA puede tener el triple habilitado por su coach. De hecho, deberían sancionarlo por cada tiro de larga distancia que intenta, que son muchos (viene de promediar un nefasto 26% en 3.4 intentos detrás de la línea de tres puntos por partido). Tal vez Jonas Jerebko y Brian Cook, tiradores fiables, pueda noficiar de stretch four, pero por talento y contrato debería estar detrás J-Smoove y Greg.


El caso de Monroe es el más extraño. Se trata de un pivot old school que, en la situación adecuada, no debería ser tan distinto como jugador de Al Jefferson, que viene de jugar una temporada en nivel de All Star. El hecho de que no defienda a nadie lo lastima bastante, pero no deja de ser un interno capaz de anotar, algo muy raro en la NBA. Con su contrato expirando luego de esta temporada, es muy probable que no figure en los planes de Van Gundy y que sea tradeado en algún momento de la temporada. Con Josh pasa algo similar. La diferencia es que es relativamente un buen defensor (por capacidad atlética, no por conceptos), pero que peca de ser un tweener (no sirve ni para alero ni para ala pivot). La gran diferencia entre estos dos es que Monroe probablamente pueda beneficiarse con un cambio de escenario, mientras que J-Smoove ya viene de marcar muy buenos números e igualmente ser considerado un fiasco basquetbolístico en los Atlanta Hawks.
Resumiendo,  más de un trade está al caer, y esto lo hace uno de los equipos más interesantes del Este. Esto y que no es que le falten jugadores o talento. Brandon Jennings, el base titular, es un tipo con un gran manejo de la pelota peor que viene teniendo unos promedios de tiro espantosos. No es mal tirador, sino que toma las peores decisiones posibles en cada posesión. Una de las tareas de Stan habrá de ser el tratar de encauzar a este muchacho y tratar de recuperarlo. Solo por si acaso, espera su oportunidad en el banco DJ Augustin, un base completo que puede encargarse de anotar y distribuir en dosis controladas. El resto del backcourt lo completan Caldwell-Pope, que debería dar un salto de calidad como tirador para consolidarse dentro de la rotación, y el recién llegado de Oklahoma City Caron Butler, un veterano que aportará a la causa defensa y triples, dos cosas que nunca sobran en ningún equipo. 



El resto del plantel se conforma de apuestas y piezas que todavía no está del todo claro cómo encajarán. Van Gundy sorprendió a todo el mundo contratando a Jodie Meeks por 19 millones de dólares en tres años, algo para muchos excesivo. Meeks es un muy buen triplero. Muy.Y viene de promediar más de 15 puntos por juego en unos Lakers huérfanos de Kobe. Pero no hay mucho más en su juego. Para muchos Detroit lo está sobrepagando, pero también es cierto que el esquema de juego que propondrán necesita muchos más tiradores de los que había en el plantel. Los Pistons necesitaban tiradores a como de lugar. Es lo mismo que explica la llegada de Brian Cook, un ala pivot que sobrevive en la liga gracias a una buena puntería desde detrás de la línea de tres puntos. 
En definitiva, se viene una temporada movidita en Motown. Como ya mencionamos anteriormente se está llevando a cabo una remodelación del plantel y todo el mundo, a excepción de Andre Drummond, es prescindible. Esto, obviamente, va a terminar con una buena cantidad de trades a lo largo del periodo de traspasos. Pero lo más interesante es que el nivel de la Conferencia del Este es tan, pero tan bajo que incluso en plena reconstrucción tienen chances de meterse en Playoffs. Todo depende de qué tan rápido el GM/Coach Van Gundy pueda llegar a transmitir su mensaje a una serie de jugadores que no se caracterizan por ser lo más brillante de la liga, precisamente.

El Pronóstico de NINN: Novenos o décimos en el Este, quedándose afuera de la postemporada.

Más de la previa de la NBA:

Charlotte Hornets
New York Knicks
Miami HEAT
Portland Trail Blazers
New Orleans Pelicans
Los Angeles Lakers



















10.06.2014

La Previa de la NBA: Charlotte Hornets




Charlotte Bobcats, una de las más gratas sorpresas de la pasada temporada en la NBA, ya no son. Bienvenidos, nuevamente, los Charlotte Hornets a la mejor liga de básquet del planeta tierra y aledaños. Con un Michael Jordan que, al parecer, comenzó a entender de qué va esto de manejar un equipo de baloncesto, los renacidos Hornets encaran el segundo año de un proyecto que los posiciona como un equipo que tiene los playoffs asegurados y un interesante márgen de crecimiento. ¿Pero cuánto será esto realmente?

La piedra basal de este proyecto de los de North Carolina fue la llegada, hace ya un año, del pivot Al Jefferson. La idea de Jordan, básicamente, era armar un core de jugadores drafteados con potencial y sumar algún que otro nombre en la agencia libre. Como Charlotte no es una gran ciudad ni un gran mercado, el objetivo eran tipos como Big Al, capaces de jugar en nivel All Star en la circunstancia correcta, pero poco valorados por el resto de la liga. El ala pivot ex Celtics, Jazz y Timberwolves se transformó en el eje del ataque de los entonces Bobcats, funcionando como go-to guy a partir de su excelente juego de pies y abanico de movimientos en el poste bajo, pero también mostrando un tiro de media distancia que lo ubica como uno de los más deliciosos internos old school que pululan en la liga (tipos como LaMarcus Aldridge y Greg Monroe). No es un gran atleta y nunca será confundido con un stopper defensivo, pero su agilidad y muñeca hace que nada de todo esto importe. Para colmo de males es un buen reboteador, lo que le transforma en una máquina de conseguir doble-dobles. La única gran contra de Jefferson es su salud. Como muchos internos suele tener bastantes problemas de lesiones, y aunque la última temporada anduvo bastante bien en ese apartado, jugando 73 de 82 partidos posibles en la temporada regular, fue justamente durante la serie de playoffs contra los Miami HEAT que sufrió de una lesión en uno de sus pies. No fue nada grave, pero terminó de enterrar cualquier pretención que los de North Carolina tuvieran en esa post temporada. La idea es que en la 2014-2015 la suerte cambie y Al pueda mantenerse sano el máximo tiempo posible para así continuar liderando a unos ex Bobcats que presentan un plantel muy joven y con posibilidades de mejorar.

Big Gay Al Locura

Big Al fue la gran incorporación en el último mercado de agentes libres. Este año His Airness decidió ir por el mismo camino, agregando un jugador del que muchos dudaban pero que tiene un techo muy alto en una franquicia como esta: Lance Stephenson. Después de participar en una temporada de los Pacers en la que arrancaron como candidatos y terminaron haciendo implosión, Born Ready marcó los mejores números de su carrera, 13.8 puntos, 4.6 asistencias y 7.2 rebotes por partido, así como un 49% de campo y 35% de triples. El escolta tiene solo 24 años y sus estadísticas deberían ser todavía mejores en un esquema ofensivo perfectamente diagramado como el de los Hornets, en contraposición con la nefasta ofensiva de los de Indiana. Lance seguramente se transforme en, a pesar de su juventud, el líder del plantel, el tipo que ponga la cara y le saque presión al resto de los jugadores. Además su buen hacer defensivo sumará muchísimo a un sistema como el del coach Steve Clifford que hace hincapié en este apartado por sobre todas las cosas.
Su compañero en el backcourt como titular va a ser el joven base Kemba Walker. Por un lado le decimos "joven" cuando tiene exactamente la misma edad que Lance (que por alguna razón parece todo un veterano). Por otro lado, y aunque es innegablemente talentoso, Walker tiene serios problemas en ambos extremos de la cancha. Su escasa altura (1.85 metros, siendo MUY generosos) le ocasiona serios problemas a la hora de marcar a los rivales, mientras que sus porcentajes de tiro (39% de campo y 33% de triples) son tan feos que los transmite Space los domingos por la tarde. Se supone que él es el elegido para ser el "base del futuro" en North Carolina, un tipo que, aunque nunca será una estrella habrá de ser un armador sólido. Bueno, la cosa no está funcionando y Kemba empieza a jugarse su próximo contrato. La esperanza es que jugar al lado de Lance y con un equipo más sólido que el del año pasado le permita desenvolverse de forma más eficiente.

Born Ready: El gran incentivo para ver a estos Hornets

El resto del plantel es sorprendentemente funcional y profundo. Hay de todo para elegir en el "roster" Hornet. Entre guards y wings encontramos a Michael Kidd Gilchrist, un gran atleta y defensor que ataca el aro con la misma furia con la que Kobe ataca la dignidad del género femenino (?); Gerald Henderson, un jugador relativamente sólido que seguramente ejerza como tirador y tenga que mejorar aunque sea un ápice su rango; Gary Neal, un triplero especialista de la escuela de los San Antonio Spurs; y Jannero Pargo que aporta defensa y triples, algo siempre valioso en un reserva.
El frontcourt es todavía más interesante y plagado de nombres, estilos y variantes: al ya mencionado Al Jefferson se suman dos rocosos internos que aportan defensa y rebotes como Bismack Biyombo y Jason Maxiell; el jovencísimo Cody Zeller que mostró muy buenas formas en minutos dosificados durante su temporada como rookie; el novato Noah Vonleh, un jugador extremadamente interesante porque combina un buen físico, rebotes y una muñeca interesante que, si se desarrolla normalmente, puede terminar siendo un jugador extremadamente valioso a la hora de generar espacios; y por último Marvin Williams. Starvin' Marvin (?) intentará hacer que en Charlotte se olviden de la gran temporada de Josh McRoberts, siendo el mismo corte de jugador (ala pivot triplero). Williams es menos que McBob a nivel talento, pero por otro lado es considerado uno de los más valiosos líderes de vestuario de la liga. Muchos equipos compitieron por hacerse con sus servicios aunque sea sólo para verlo pasar tiempo con sus jugadores.
El coach continúa siendo Steve Clifford que en su primera temporada sorprendió al mundo llevando a los Bobcats a playoffs. Este año la idea será no solo esto, sino conseguir pasar de la primera ronda. El esquema que él propone es, básicamente, el que está en boga hoy en la liga: tener la mayor cantidad de tiradores en cancha (mejor si son internos de paso) para generar espacios, la defensa de dientes apretados (vienen de ser el cuarto equipo que menos puntos permite anotar a sus rivales en la última campaña) abandonando si es necesario los rebotes ofensivos siempre que esto permita detener los equipos que juegan al contragolpe.

El Pronóstico de NINN: Quintos en el Este con serias chances de llegar a Semifinales de Conferencia.

Más de la previa de la NBA:

10.04.2014

Previa LNB 2014/5: Conferencia Sur Parte 2

Cuarto y último post con toda la previa de la Liga Nacional de Básquet, que comenzó el pasado Lunes y tuvo una semana con partidazos en los clásicos de Mar del Plata, Corrientes y Santiago del Estero.

Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia:
La verdadera casa del viento
El único club patagónico al sur de Buenos Aires que juega actualmente en la LNB y uno de los históricos debido a que la disputa desde 1990 sin interrupciones. Actualmente participa bajo el nombre de Gimnasia Indalo ya que el grupo empresario aporta dinero al club. Luego de cuajar una buena liga la pasada temporada, decidieron mantener al DT Gonzalo García y a casi el mismo plantel. El base Nicolas De Los Santos fue pretendido por varios clubes candidatos a la corona, pero decidió renovar nuevamente en el verde, al igual que su relevo Santiago Scala. En el puesto de escolta sigue ese excelso tirador que es el rionegrino Leonel Schatmann, pero partió a San Lorenzo de Almagro su suplente. Exequiel Cassinelli, baja que no les dolerá mucho ya que solo tuvo una participación importante en los cuartos de final vs Boca Juniors debido a la acortada rotación. Su lugar en el plantel lo ocupa un gran refuerzo, el alero Federico Aguerre, de los mejores jugadores nacionales en su puesto, que finalmente llega a Comodoro tras frustrados intentos por contratarlo en ocasiones anteriores. Con esta incorporación el veterano Diego Cavaco va a tener menos minutos. También llegó desde Carmen de Patagones el escolta juvenil Federico Giarrafa, uno de los jugadores de mejor rendimiento en el ultimo Torneo Federal. En la zona pintada continúan el joven pivot Pablo Orlietti y el rendidor veterano Sam Clancy, integrante del quinteto ideal del ultimo campeonato, mientras que en el puesto de ala pivot pasan de toda la experiencia de Byron Johnson a la frescura de Jon Harris, de 22 años y 2 metros, recién salido de la universidad de Cleveland State y con un estilo parecido al de Byron.

Club Atlético Lanús: 
Vecchio Enajenado

El único representante del conurbano bonaerense fue de lo peor la ultima campaña, y con algo más de apoyo desde la dirigencia del club, buscó armar un proyecto algo mas serio. La primer medida fue traer nuevamente al país al verborragico DT Guillermo Vecchio, hombre histórico de Lanús que vuelve a la Argentina tras haber dirigido en mas de 20 países. Vecchio salió a vender humo hablando de un Lanús que es uno de los mejores 10 clubes del mundo y por ende tiene el compromiso de salir campeón y agregó que la identidad del equipo va a ser mucha presión en defensa y ataques rápidos, con una rotación larga. Por lo que se pudo ver en pretemporada no mintió. Del plantel de la temporada pasada solo queda el base sub 23 Sebastian Orresta. Se incorporaron los bases Camontae Griffin, un extranjero petiso y goleador que se destacó en la liga colombiana, y el veterano ex Instituto de Córdoba Adrián Forastieri. Como escoltas tendrán minutos el santiagueño Enzo Ruiz, uno de los mejores tiradores del país, y el juvenil Iván Gramajo, reclutado de Talleres de Tafí Viejo, mismo club desde el que llego al granate el otro tucumano, Orresta. Según Vecchio, Gramajo es el nuevo Manu Ginobili. Livianita la mochila que le tiró(?). En el puesto de alero tienen otro extranjero goleador del que se vio un buen nivel en los amistosos, Toney McCray, bastante egoísta pero muy completo y atlético, con buen tiro de 5 metros, y el ex Unión de Formosa Damián Pineda, otro gran tirador pero que solo puede cumplir ese rol. El nacional estrella es el ala pivot Nicolas Romano, de una gran campaña en Regatas que lo llevó hasta la selección nacional y que ahora debe demostrar que puede liderar un equipo, y también está el juvenil Gianluca Vismara, bastante atrevido en los amistosos para buscar el aro. El 3er extranjero inicialmente iba a ser el veterano Jordan Collins, pero se rompió todo y fue cortado, siendo su reemplazante el dominicano de 2´06 metros John García. El otro pivot es el nacionalizado Tyler Field, un jugador de mucha experiencia que siempre rinde en la pintura, mas que nada defendiendo.

Obras Basket: 
Muy linda camiseta estrenará el conjunto tachero

Obras es rock(?) y con la vuelta de Julio Lamas a la dirección técnica quiere volver a ser protagonista, como fue en los últimos años de Julio en el club, llegando a un subcampeonato. Tiene varios jugadores que sin duda serian figura en cualquier equipo, como los uruguayos Bruno Fitipaldo (base MVP de la ultima liga uruguaya, bastante joven, de futuro europeo) y el alero Mauricio "Pica" Aguiar, histórico de la selección charrúa. Los hombres de la selección de nuestro país que juegan en el equipo de Nuñez son Selem Safar, un killer con el tiro de 3 puntos que ya todos conocemos bien, y el pivot Marcos Delia. Dos hombres que sin duda son claves mirando al futuro. Delia no tuvo muchas chances en Boca estas ultimas temporadas, pero ahora en Obras tendrá toda la presión de comandar al equipo debajo del aro. Eso hasta que vuelva el Pipa Gutierrez, si es que vuelve. El pivot que supo ser elegido mejor jugador de la LNB decidió volver a Obras tras un año raro en España, pero se tuvo que operar de una lesión en la cadera que lo tiene a maltraer y sus tiempos para volver al basquet son indefinidos. En caso de volver, tiene todo arreglado para jugar en el tachero, y Obras tendrá que cortar un jugador, que todo indica sera el recientemente contratado interno boricua Ramón Clemente, participante del fracaso de Puerto Rico en el ultimo mundial. Los relevos en la zona pintada son Ivan Basualdo, un joven bastante interesante para jugar el pick central, y el veterano Diego Guaita, que no suele aportar mucho pero da una variante al poder jugar como 4 abierto. En el perímetro, los hombres de recambio son apuestas. El base Pepo Barral y el escolta Tomas Zanzottera jugaron bastante bien en el ultimo campeonato, pero en un equipo lleno de jóvenes y sin presión, mientras que el alero suplente es Patricio Tabarez. Pato viene de Tomas de Rocamora, equipo del TNA donde promedio 12 puntos y 4 rebotes la pasada campaña, con un 37% en triples. Si las apuestas salen bien y Gutierrez se recupera, Obras es sin duda uno de los candidatos, con un quinteto inicial íntegramente de selección (Fitipaldo-Safar-Aguiar-Clemente/Gutierrez-Delia).

Peñarol de Mar del Plata: 
Our very own Shaq(?)

De la mano de Facundo Campazzo, Peñarol se consagro como campeón en la temporada 2013-14. El ahora base del Real Madrid era sin duda alguna el jugador que le daba el salto de calidad al milrayitas, con una muy buena estructura de equipo alrededor suyo. Esa estructura de equipo top se mantiene, con Adrián Boccia, Leo Gutierrez y Martín Leiva en el quinteto inicial, considerados por muchos los mejores 3, 4 y 5 nacionales de la liga, y hasta tiene mejor calidad de relevos, con un Franco Giorgetti más maduro, Gaby Fernández que tomo ritmo y es mucho mejor que aquel pivot que ingresaba y no rendía luego de haber estado dos años parado, la vuelta de un jugador muy querido en el club, el ala pivot Alejandro Diez que llega a reemplazar a Axel Weigand, y Luciano Massarelli, el MVP y campeón del TNA con Ciclista que tiene una proyección bárbara a sus 21 años y es mucho mas completo que Isaac Sosa, ademas de poder llevar la base por momentos. El único extranjero es el escolta texano nacionalizado mexicano Forrest Fisher, de 34 años, que llego para las instancias finales de la temporada pasada y con sus triples y su buena defensa perimetral fue importante para que los de la calle Juan de Garay obtengan el campeonato. La gran incógnita es si el ex base de Quilmes Fabián Sahdi y el ex Obras Alejandro Konsztadt, salido de las inferiores de Peñarol, podrán hacer que no se note la falta de Campazzo, durísima tarea para ellos armando juego, mientras que el peso de definir las ofensivas caerá mas en Adrián Boccia, que brilló en las ultimas finales haciendo de todo en ataque, mas que nada aprovechando su altura para postearse contra los escoltas rivales. La presión de salir campeón vuelve a estar, el capitán Gutierrez reconoció que se ven como el máximo candidato, y el club marplatense también apunta muy fuerte a la competencia continental, la Liga de las Américas a disputarse en Enero, Febrero y Marzo, donde anhelan conseguir la clasificación a la Copa Intercontinental como un broche de oro para esta dinastía histórica de Peñarol en los últimos años.

Quilmes de Mar del Plata:  
Baxley flasheando Dennis Rodman

El equipo de la otra mitad de Mar del Plata también afrontara doble competencia esta temporada, ya que se anoto para jugar en la primera de la Liga Provincial, pero la disputará con juveniles y no puede ascender, seria una especie de Quilmes B, como el Barcelona B de Basquet que juega en la liga LEB Oro. En cuanto al equipo de LNB que es el que nos compete, Quilmes mantiene al muy buen plantel que lo llevo a cuartos de final la temporada pasada, fase donde tuvo la mala suerte de cruzarse al campeón Peñarol pero al menos pudo robarle un clásico y cortar la mala racha. De ese equipo solo se fueron el base Fabian Sahdi, que cruzo de vereda para ir a Peñarol, y Facundo Piñero y Mario Ghersetti, dos jugadores de poca importancia. Los tres fueron reemplazados por jugadores de mayor calidad, como Luis Cequeira, uno de los mejores bases del país y muy querido en el club de Luro y Guido, otro ex Quilmes que vuelve para retirarse en el club como Rubén Wolkowyski, y el ala pivot foráneo Ivory Clark, quizás el mejor defensor de la ultima temporada, en la que jugo para Bahía Basket. El tándem inicial para jugar el pick and roll es Cequeira y Diego Romero, pero como alternativa en el banco están Luca Vildoza, base muy atlético que recién cumplió 19 años y viene teniendo minutos importantes hace dos años, y el interno Tayavek Gallizi, que salto a la fama por su convocatoria al ultimo Mundial ganándole el lugar a Martín Leiva. Gallizi también destaca por su físico y se entiende muy bien con Vildoza. La gran figura de la pasada temporada, el escolta goleador Walter Baxley, renovó con el club tras una larga novela en la que llego a despedirse de los hinchas vía Facebook y hasta se rumoreo un posible pase a Peñarol, y su recambio natural sigue siendo Lucas Ortiz, aunque este se encuentra lesionado y no se sabe cuando podrá volver. Los aleros son Federico "El Pájaro" Marín, especialista a la hora de defender a la figura rival en el perímetro, el entrerriano Maxi Maciel, y el joven de 17 años Jeffrey Merchant, que ya vio minutos en el primer partido de la temporada y tuvo buenos partidos en la ultima copa del mundo U17.


Predicción:
1) Obras Basket
2) Peñarol
3) Quilmes
4) Lanús
5) Gimnasia Indalo
6) Bahía Basket
7) Argentino
8) Boca Juniors
9) Ciclista

Updates de último momento(?):

Recién transcurrieron 5 días desde el inicio de la temporada y ya hay varias novedades en los planteles respecto a lo informado en esta serie de posts. Estudiantes de Concordia corto a Jorge Bryan Diaz debido a que en su segundo día en la ciudad pidió un aumento del 60%, y solo llegó a jugar un partido de pretemporada. En su reemplazo, hoy debutara el pivot de 2´05 metros y 31 años Travon Bryant. Bryant jugó en las ligas de Alemania, Grecia, Francia e Italia y sin duda parece ser una ficha importante. Otro extranjero del conjunto entrerriano, Manny Atkins, también tuvo que ser cortado, pero por varias molestias físicas, y todavía no tiene reemplazante. Argentino de Junín incorporó al pivot Christopher Owens, que jugo muy bien en los primeros dos partidos y como dato de color es sobrino-nieto del mítico atleta Jesse Owens, que hizo historia en los Juegos Olímpicos de Berlín 1936. Bahía Basket corto al dominicano Dagoberto Peña antes del debut, y en los próximos días se incorporará su reemplazo, el argentino Mariano Byró.


10.02.2014

La Previa de la NBA: New York Knicks




Ahora si, inicia una nueva era en la Gran Manzana de la mano de Phil Jackson, el hijo pródigo que ha regresado a salvar el equipo con el que salió campeón dos veces como jugador, a cambio de bocha de guita. La gran cuestión será cómo cuajarán el coach primerizo Derek Fisher y el sistema del Triángulo impuesto por el Maestro Zen.

La primera gran noticia para los Knicks, dejando de lado la llegada de Jackson a los despachos y Fisher al banquillo de entrenador, fue la renovación del segundo mejor de la Conferencia Este, el alero Carmelo Anthony. El simple hecho de tener a un anotador de su calibre en el plantel transforma a New York en un candidato a meterse en playoffs sin importar la calidad de sus acompañantes. Melo es un tipo que puede meter la pelota en el aro desde cualquier parte de la cancha, tirando de tres, encarando a canasta o posteándose. Es, también, un muy buen pasador para el puesto de alero (y ni hablar el de ala pivot en el que viene jugando el último tiempo). Puede ser que su defensa no sea nada del otro mundo, pero también es un buen rebotero para su tamaño. El punto es que su talento en ataque y capacidad para atacar tanto de frente como de espaldas al canasto lo transforma en el jugador más importante que tiene este equipo para implementar la ofensiva del Triángulo. Puede abusar de rivales más débiles, postearse ante los más pequeños, y escaparse ante los más lentos. La idea será sacarle un poco de responsabilidad, hacer más efectivos a sus compañeros, pero obviamente todo girará en torno a dónde Melo pueda llevarlos.


El resto del equipo presenta más deficiencias que fortalezas, aunque, de nuevo, en el débil Este esto puede ser suficiente para irse de excursión a la post temporada si la defensa es suficientemente buena. El compañero de goleo de Anthony seguramente sea, como los últimos años, el cabeza de tacho, ultratalentoso e ineficiente JR Smith. Si se lo utiliza en dosis controladas saliendo desde el banco, este escolta puede ser fundamental para la temporada de los Knicks. Lo bueno para el coach Fisher es que los dos bases del plantel son extremadamente inteligentes y podrán ayudarlo a controlar a este muñequito: hablamos del español José Manuel Calderón y el argentino Pablo Prigioni. Calde es un tirador de primera línea y un eximio pasador. El hecho de que sea tan bueno haciendo fluir el juego haciendo pases y que no necesite tener la pelota en sus manos para aportar en ataque hace que vaya a ser clave desde su posición en el esquema del Triángulo. El cordobés, en tanto, es un jugador que los entrenadores aman, lisa y llanamente. No más que eso explica que haya promediado casi 20 minutos por partido la pasada campaña. Sus bazas son la capacidad de pase y su inteligencia para correr jugadas y sistemas ofensivos, aunque por su falta de atletismo suele quedar pagando mucho en el extremo defensivo. 
Será muy interesante ver también el rol de los otros "guards" del plantel, los jóvenes Iman Shumpert y Tim Hardaway Jr. Shumpert es un buen defensor, rápido y fuerte, pero entre sus problemas de lesiones y la falta de química del plantel, los Knicks vienen buscando tradearlo hace rato, por lo que no sería raro que no siga en el barco al finalizar la temporada. Hardaway Jr. en tanto, no es tan buen atleta ni defensor pero es mucho, muchísimo mejor tirador, lo cual le brinda un lugar casi seguro en el proyecto Knickerbocker. 

El lado bueno es que con JR en cancha no vas a aburrirte nunca

Aunque la pasada campaña el backcourt de los Knicks fue el peor de toda la liga, los cambios en nombres y en esquema probablemente hayan cambiado eso. La gran incógnita estará, ahora, entre los tipos grandes del equipo.
En el trade que envió a Chandler a Dallas y trajo Calderón a NYC, llegó también un pivot que deberá de erigirse en pilar defensivo como es Samuel Dalembert. Tiene movilidad, es grande y cubre bien la zona. No puede esperarse que aporte absolutamente nada en ataque más allá de la volcada de rigor, pero no debería ser necesario más que eso. Su opuesto absoluto también intentará pelear minutos en la Gran Manzana: Amar'e Stoudemire (me sorprendo leyendo que solamente tiene 31 años) que viene de perderse 105 partidos y promediar 26.2 minutos por partido en las últimas tres temporadas plagadas de lesiones. Obviamente nunca jugará acorde a su gargantuesco contrato, pero con tan solo mantenerse parado en una cancha de básquet, Amar'e es capaz de sumar al ataque de un equipo con goleo particularmente eficiente y jugando el pick and roll. Claro que allí termina todo. STAT nunca fue ni buen defensor ni buen rebotero, y con su, otrora espectacular, físico mermado, esto va a venir todavía peor. 
Los otros tres internos suman a la incógnita: Jason Smith es un pivot capaz de aportar esas cosas que siempre querés que un pivot haga (rebotear, defender, ser alto y caminar al mismo tiempo (?)), aunque en pequeñas dosis; el rookie Cleanthony Early tiene todas las fichas para ser uno de los grandes robos del último draft, extremadamente atlético, impresionante atacando al canasto y que puede sumar mucho en defensa jugando tanto de tres como de cuatro; y por último el perenne candidato a MVP e ídolo absoluto de este blog y de todos los blogs y de ANDREA BARGNANI LOCURA NO TE MUERAS NUNCA POR FAVOR!!!.

Monoteismo

Ejem, sepan disculpar el lapsus. No, hablando en serio, más allá de que no marque a nadie y cobre demasiada guita, un tipo alto que puede meter la pelotita adentro del aro nunca está de más en ningún plantel. 
Habrá que ver entonces cómo este plantel terminará adaptándose, como bien dijimos varias veces, al esquema ofensivo que Derek Fisher intentará implementar. Los últimos años New York vivió, respiró y soñó con los triples, basando todo su ataque en el tiro de larga distancia y en las situacione de isolation para Carmelo Anthony y JR Smith. La idea del Triángulo será, justamente, terminar con esto, aportando movimiento constante, pases y asociaciones para que la franquicia no siga siendo "Deportivo Melo" y para que el alero termine fresco los partidos con el objetivo de rematar un juego si este llega cerrado al último minuto (tal vez su mejor cualidad como jugador). 
Personalmente estoy seguro de que el ataque de los Knicks mejorará, y mucho. La incorporación de un base inteligente y de un sistema que seguir siempre son buenos indicios. El problema acá es que en defensa van a estar más que complicados. Dalembert es bueno y viene de cuajar una gran temporada en los Mavs, pero no es un upgrade respecto a Chandler. Calde, Prigioni, JR, Bargnani y Amar'e son entre mediocres y malos defensores. E incluso Shumpert, Tim y Early suman más por su capacidad física que por los conceptos que manejan. Será aquí donde la muñeca de Fisher va a tener que hacerse notar para arreglar un problema que no tiene solución aparente en el corto plazo.

El Pronóstico de NINN: Los Knicks regresan a playoffs después de la espantosa última campaña, aunque no pasan de primera ronda y se rompen la cabeza durante todo el año tratando de tradear por una estrella (particularmente Rajon Rondo).

Más de la previa de la NBA:


9.30.2014

La Previa de la NBA: Portland Trail Blazers


(Cortesía del amigo de la casa @dvdrgn )

Parafraseando a Portlandia, la serie que cronica los días de un par de barriletes en esta hermosa (aunque alejada) ciudad del noroeste del Pacífico estadounidense, the dream (...) is alive in Portland. Sucede que los Trail Blazers, el equipo deportivo preferido por los locales -siempre bancado por una multitud pese a las irregulares campañas y las desazones sufridas fuera de la cancha- cerraron en la 2013-14 su mejor temporada en muchas: récord de 54-28 y primera victoria en playoffs en 14 años frente a los hypeados Rockets de Howard y Harden. Con semejante suceso, poco importó la derrota en segunda ronda con los eventuales campeones San Antonio Spurs. Tras este éxito impensado (se ganaron 21 partidos más que en la 2012-13, la mejoría más importante en la historia de la franquicia) el GM Neil Olshey y el entrenador Terry Stotts están determinados a cumplir lo que dice el eslógan de la ciudad: keep Portland weird.


En la 2014-15 volverá al ruedo el quinteto inicial que hizo delirar al Moda Center durante la pasada campaña, compuesto por el elemental pivot y hermano malo (?) Robin Lopez Patiño; el ala pivot y estrella de la franquicia LaMarcus Aldridge; el reputado alero francés de extraordinaria copa mundial Nicolas Batum; el aguerrido y humilde escolta Wesley Matthews y el cada vez más superestrella base Damian Lillard. Cada uno de ellos trae a la palestra características diversas que se han compaginado de forma brillante para montar uno de los equipos más sólidos de toda la NBA. Aldridge es uno de los dos mejores tiradores de media distancia de toda la liga (superado sólo por el gran Dirk), capaz de confundir a sus defensores sacándolos de la zona pintada tanto para postearse como para tirar con sorprendentes volumen y efectividad. Lillard es una máquina, ROY unánime en su primer año y All-Star en el segundo, triplero estupendo, penetrador agresivo y una estrella del fundamental clutch como lo testimonia su memorable tiro ganador en el séptimo partido de la primera ronda contra Houston. Batum es la tercera pata del tridente estelar, uno de esos arquetipos de jugador inteligente europeo que hace un poquito de todo, reboteando, asistiendo y anotando con regularidad además de defender con ahínco y determinación. Matthews es el perfecto swingman, de muy confiable tiro de tres, nada desdeñable posteo (situación que lo pone en ventaja contra otros aleros aviesos a esta situación) y una defensa sencillamente estelar y Lopez, la incorporación “estrella” de la pasada campaña, aporta la presencia interior que Aldridge necesita para no estar tan solo cuando lo atacan y que no tenía cuando lo acompañaban paquetes de la talla de Hickson y Pryzbilla (!).


Todo esto ya es sabido, claro, tanto como es conocida la debilidad principal de los Blazers, que reside justamente en lo que sale a la cancha en el momento en que uno de estos cinco debe sentarse a descansar. El pasado curso, Olshey intentó reforzar este tradicionalmente flaco flanco de su franquicia con algunas movidas astutas como traerse al conflictuado ala pivot Thomas Robinson de su exilio en los Rockets y firmar a los veteranos jugadores de rol Dorell Wright y Mo Williams, pero al final sólo Williams rindió acorde a lo esperado y la efectividad del banco de Portland se hundió entre las peores de la liga. A eso habría que sumarle que C.J. McCollum, la interesante décima elección del draft de 2013-14, pasó la primera parte de la temporada con el pie roto y no pudo integrarse nunca al circuito de juego propuesto por Stotts, que incluye una preferencia por los tiros de tres puntos (fueron el primer equipo en la historia en meter 20 triples o más dos veces en una misma temporada) y una defensa conservadora que busca justamente no permitirlos del otro lado. De más está decir que se puede jugar 82 partidos de temporada regular sin un banco confiable, pero a la hora de los playoffs esa ausencia de inyecciones anímicas y deportivas termina siendo tu sentencia de muerte. Que lo digan los Heat si no.



Así que Olshey tuvo, tal como en la pasada campaña, que arremangarse y salir a buscar lo que pudiera para mejorar el plantel suplente de su equipo, habida cuenta de que la temporada por venir es una importantísima: salvo Batum, el resto de los Blazers no cuenta con un contrato asegurado para la 2015-16 y, si bien se entiende que tanto Aldridge como Lillard volverán a firmar con la franquicia, la amansadora de quedarse afuera de los playoffs seguramente no sea un plan tan excitante como pelear mano a mano por el Larry O’Brien en una conferencia en la que a priori se ven muchas amenazas pero casi ninguna certeza. En este plan, se calzarán la segunda mejor tricolor del mundo durante la 2014-15 dos jugadores que de nuevos tienen más bien poco, Chris Kaman y Steve Blake. La idea de Olshey es clara: subir la producción del banco trayendo dos veteranos de probada trayectoria para que refuercen los puntos flacos del elenco pasado. Kaman, pivot de grossa barba (?) será quien releve a Lopez, y de él se espera que pueda superar lo producido por los impresentables Meyers Leonard y Joel Freeland, sobre todo en la faz ofensiva. No la tiene muy difícil Kaman, para eso hubiesen traído un cono grande y ya (?). Mientras tanto, Blake vuelve a Portland por tercera vez y su misión es doble: reemplazar a Williams (que se fue a Minnesota a entrar por Ricky Rubio) y complementarse con Lillard, que seguramente verá minutos como “escolta” para usar sus movimientos sin pelota -hola Houston- como un arma nueva en su ya profundo arsenal.


RoLo Eterno, ídolo de NINN


Por supuesto que no hablamos de fichajes estrella, y es que los Blazers no podían hacer mucho con un presupuesto severamente limitado. Así que se confiará más que nunca en que alguno de los muchachos del año pasado pueda dar un salto de calidad que lo transforme en el catalizador de la segunda unidad. No, Claver, no estamos hablando de vos (?). Toda la moneda toda está puesta en el mencionado McCollum, que salió diciendo que se siente más fuerte que el año pasado y mostró cosas interesantes en la Summer League al igual que el explosivo escolta de tercer año Will Barton, que competirá con CJ por los minutos de élite de la posición híbrida conocida como “sexto hombre”. Será fundamental para ellos poder mantener un porcentaje alto de tiros de tres puntos y uno bajo en pérdidas, savia vital lo primero y némesis lo segundo del equipo de Stotts. Si esto ocurre y se le suman la seguramente estable producción de los dos fichajes más algún aporte disperso de rotativos como Freeland o Wright, Portland tendrá alguna chance de asomar la cabeza a los playoffs y, si le toca la seguidilla de oponentes adecuados, ser algo más que un equipo de segunda ronda.

Por supuesto, las interrogantes son demasiadas y los potenciales problemas también muchos. Pero si hay algo que los de Rip City han demostrado durante su soñado 2013-14 es que, amén de sus individualidades, hay en ellos una mentalidad grupal y de equipo que les puede permitir reunir suficiente viento como para que el molino que es el logo de la franquicia siga girando hasta bien entrada la temporada.

El Pronóstico de NINN: Quintos en la Conferencia Oeste, con la falta de profundidad del plantel jugándoles una mala pasada en playoffs.



Posts anteriores de la previa de la NBA:


Los Angeles Lakers

New Orleans Pelicans
Miami HEAT

9.26.2014

La previa de la NBA: Miami HEAT



Las últimas veces que el mejor jugador del mundo decidió abandonar un equipo esto significó la virtual desaparición de este de la post temporada al menos por un buen par de años. Le ocurrió a los Bulls luego de la segunda retirada de Jordan, y a los Cavs cuando LeBron James los abandonó por South Beach. Pero justamente ahora es Ohio la que sonríe mientras Miami ve como The Chosen One los deja de lado, a lo que los de Florida han sabido responder armando un equipo relativamente competitivo que puede llegar a aventurarse un par de series adentro de los playoffs.


La idea de Pat Riley en su primera temporada post LeBron fue clara. Reemplazar al mejor jugador del planeta Tierra y alrededores es, obviamente, imposible. La opción a seguir, para el laureado General Manager, es el armar un plantel lo más completo y profundo posible para aprovechar la debilidad en la Conferencia del Este y conseguir hacer un buen papel en este curso.
Para esto contará, en primer lugar, con un Chris Bosh que tendrá que dar un paso adelante y erigirse en amenaza presente y constante tanto en el poste bajo como desde la línea de tres. Hace ya tres años que viene siendo un partenaire de primer nivel en Miami, pero esta vez necesitan más que eso. Talento le sobra. El punto es que tenga la fortaleza física y mental para constituirse en la primera opción que los de Florida necesitan que sea. Durante la pasada campaña, Bosh declaró que ya no se posteaba como antes porque estaba grande para fajarse en la pintura. Por más que tuviera razón y que no fuera tan necesario cuando tenés a LBJ pudiendo ocupar la posición de ala pivot, la realidad es que este año no va a poder darse el lujo de dejar de lado esta faceta de su juego. Cada punto que aporte el dinosauresco (?) interno va a ser clave para el futuro del equipo en la post temporada.
Lo acompañará un Dwyane Wade muy disminuído en lo físico respecto a sus mejores años, pero que viene de tomarse un largo descanso en la temporada 2013-2014 a costa del sacrificio que hizo su amigo LeBron al cargarse el equipo al hombro. Si Flash Wade puede, al menos, mantenerse sano y aportar los 20 puntos, 4 rebotes y 4 asistencias de rigor que tan bien se le dan, en Miami pueden quedarse tranquilos de que habrán de mantener un piso de victorias relativamente alto en el Este. 


Del núcleo finalista del año pasado se mantienen algunos otros nombres. Chris Andersen, quien fue fundamental jugando de a lapsos saliendo desde el banco (y por momentos como titular), seguirá aportando energía, rebotes y defensa como de costumbre. Repite también Udonis Haslem, un histórico del HEAT, que como Wade supo campeonar allá en la época en la que Shaq hacía roncha por Florida. De los dos "guards" que se mantienen, muy probablemente Super Mario Chalmers vea disminuir sus minutos, mientras que Norris Cole sume un poco más.
Lo interesante son los refuerzos, como bien mencionábamos en un principio. La idea fue suplir calidad con cantidad, y a priori la cosa no viene mal. Una de las adiciones fue un Josh McRoberts que viene de jugar muy bien en la aventura de Charlotte en playoffs. McBob puede funcionar como otro tipo que sume energía desde el banco cual Birdman, con la diferencia de que, aunque no defiende tan bien, puede ayudar a espaciar la cancha gracias a su tiro de tres puntos. Llega también Danny Granger que puede aportar goleo desde el banco gracias a su tiro. Si el ex Indiana logra volver aunque sea a un 75% del nivel que supo mostrar, va a ser clave en las ambiciones de Miami. 
Interesante es el combo de guards con el que se hizo Riley. Por un lado el ex Lakers Shannon Brown que ha sumado a su repertorio un más que fiable tiro lo cual le asegura acumular minutos. Con el paso de los años, este jugador de dilatado paso por la D-League ha sabido transformarse en un sólido jugador de rol en la liga. La otra incorporación es la del rookie Shabazz Napier, el mejor jugador del último torneo de la NCAA tras liderar a UConn hacia la victoria ante Kentucky. El jugador universitario favorito de LeBron es un tipo que ya está listo para jugar minutos de calidad en la NBA. Buen tirador y armador, tiene personalidad y experiencia suficiente para arrancar como titular desde el minuto 1.


Pero la gran incorporación no es ninguna de estas, sino la llegada de un as defensivo para el puesto de alero (huérfano por la salida de James) como es Luol Deng. Deng viene de romperla toda en el esquema defensivo de Tom Thibodeau en Chicago para luego ver cómo las ratas de los propietarios de los Bulls lo enviaban a Cleveland para no pagar el impuesto de lujo. En Miami tendrá, como en Chi-Town, que erigirse en tanto piedra basal de la defensa pero también que aportar con goleo. Puede pasar, tirar y hacer un poco de todo, y es un gran competidor. No se iba a encontrar ningún otro alero con más huevos y ganas de demostrar que es capaz de mantener competitivo a los HEAT.
Clave será también el rol que habrá de jugar el coach Erik Spoelstra, y más ahora que el básquet filipino está tan en boga (?). El joven entrenador que fue vilipendiado, alabado y vilipendiado nuevamente en las últimas temporadas no tuvo un público demasiado justo y me incluyo. Por un lado si le iba bien iba a ser mérito de los Three Amigos. Por el otro, si le iba mal a Miami iba a ser culpa suya por no poder manejar el talentoso plantel que tuvo la suerte de agarrar. Personalmente a esta altura supongo que algún mérito debe tener en el éxito del HEAT en los últimos tiempos. Mal que bien llegó a cuatro finales de la NBA en forma consecutiva (solo igualado por su mentor Pat Riley, Red Auerbach y KC Jones). E incluso los dos años previos a la llegada de LeBron siempre había conseguido más victorias que derrotas en Miami, clasificando ambas veces a playoffs con planteles que podían catalogarse como Dwyane Wade y una pandilla de impresentables. Esta temporada el reparto es mucho mejor aunque no tiene ninguna estrella de la talla de Flash en aquel momento, por lo que su influencia en el equipo será todavía mayor. 


El pronóstico de NINN: Sexto en el Este, y no me extrañaría que pegue una sorpresa avanzando a segunda ronda en los Playoffs.

Más Previa de la NBA:

9.23.2014

Previa LNB 2014/5: Conferencia Sur Parte 1

Sigue la previa de la temporada 2014/5 de la LNB en No Inventamos Nada Nuevo, empezando ahora con la Conferencia Sur, bastante mas despareja que la Norte, en la que hay más equipos con ayudas económicas de los gobiernos provinciales que los ayudan a formar mejores planteles, pero aun así la sur tiene equipos candidatos y los hermosos clásicos de Junín y Mar del Plata.

Argentino de Junín: 
Basabe fue una de las revelaciones de la ultima temporada

Empezamos con "El Turco" de Junín, la sorpresa de las ultimas dos ligas. En 2012/3 luego de su ascenso a primera división llegó a cuartos de final con un equipo armado para salvarse del descenso, finalizó quinto la fase regular y llegó a cuartos de final, mientras que en la 2013/4 mejoró la proeza y alcanzó las semifinales, donde cayó frente a Regatas, además de haber estado a un paso de acceder al final four de la Liga Sudamericana. El gran gestor de todo esto fue su DT, Adrián Capelli, que se alejó del cargo porque tomó la conducción de la selección de Uruguay. Su reemplazante es otro conocido de los torneos internacionales por ser el DT de Paraguay, el chaqueño Ariel Rearte, de una escuela bastante parecida a Capelli. En cuanto al plantel en sí, nuevamente fue desarmado por los equipos de mayor presupuesto, que se llevaron piezas fundamentales como Andrés Landoni, Marcos Saglietti, Lucas Perez y Marcus Melvin. Aparte de los juveniles, los únicos que continúan en el equipo del barrio Las Morochas son el base juninense Franco Balbi que es uno de mis jugadores "under" favoritos, el alero de apenas 22 años Emiliano Basabe, que cerró el ultimo campeonato en gran nivel, y otro alero, Juanchi Cangelosi, ya histórico en la institución. Los que se acercaron a dar una mano(?) son el base juvenil ex Sionista de Paraná, Agustín Bualo, que llamó la atención de los dirigentes del equipo del noroeste de Buenos Aires tras consagrarse como goleador del torneo Argentino Sub 19, los veloces escoltas Cristian Schoppler y Fernando Funes, los dos de último paso por Quimsa, el ala pivot formado en Peñarol Pablo "Yao" Alderete como ficha sub 23, Ignacio Alessio, pivot de mucha experiencia en el TNA (llego a la final el año pasado jugando para Instituto), y el ala pivot americano desconocido por estos lares Daniel Stewart, que hará su primer experiencia como profesional tras una buena campaña en Rider University de la NCAA, de la que se puede apreciar que juega muy bien frente al aro. Dura temporada por delante para Argentino, teniendo que enfrentar los 6 clásicos vs Ciclista, la aspiración de nuevamente sorprender en la liga nacional, e intentar avanzar nuevamente en la Liga Sudamericana (Les toco el Grupo C, a disputarse a mediados de Octubre en Montevideo frente a Aguada de Uruguay, equipo que los elimino la ultima campaña, Limeira de Brasil e Importadora Alvarado de Ecuador)


Bahia Basket:
No se podía esperar de esta ciudad un spot que no tenga esta temática

Bahía Basket últimamente innova mucho con el marketing y la parte extrabasquetbolistica. En esta ocasión hicieron un lindo spot para vender abonos en una ciudad llena de fachos fanáticos del básquetbol, pero vendieron humo a lo loco, ya que esta ni se acerca a lo que puede ser una temporada celestial para los del sur de Buenos Aires. Sigue como DT Sepo Ginóbili y mantienen a los mejores del plantel joven que hizo lo que pudo el año pasado, cuando se armaron con 2 pesos siendo que Pepe Sánchez al asumir como GM del equipo había prometido que en 2014 iban a estar peleando campeonatos. Pepe se borro y se fue a comentar la campaña de los Lakers en Los Angeles, pero bueno pequeño detalle(?) Volviendo a la actualidad, siguen Diego Gerbaudo, Lisandro Rasio (participaron en Junio de un campus de los Brooklyn Nets invitados por su buen desempeño), el recuperado ex nuevo Ginóbili Matías Nocedal, el petiso tirador Lucio Redivo, Gastón Whelan, juvenil base cordobés de interesante futuro, y Máximo Fjellerup, ¿base o escolta? de apenas 16 años que ya debuto entre los mayores y brillo en el ultimo mundial U17, una de las máximas esperanzas del baloncesto nacional. En cuanto a los "refuerzos" llegan desde Lanús el anotador Julio Mázzaro y
 otro pelado, el pivot Ariel Eslava. El otro pivot de los bahienses será Omar Cantón, volviendo a tener una chance en primera división el rosarino de gran estatura. En cuanto a los extranjeros, llega el alero dominicano Dagoberto Peña, goleador de la liga colombiana donde promedió 30 puntos, 6 rebotes y 3 asistencias por partido, y el ala pivot John Albert Thomas, bastante bajo (1´99) y de mucha experiencia en el TNA donde no se destaco lo suficiente como para merecer un lugar en la máxima categoría. Parece que será otro año mas de mediocridad para Bahía Basket.

Boca Juniors:
Van a terminar poniendo a Cayetano Santos Meli de escolta
 "Los que salieron corriendo a otros equipos se van a arrepentir" "Este año lo vamos a disfrutar llenos de alegría, a todo Bosterismo y con amor" Esas declaraciones son del encargado del básquet de Boca, el intendente de Mar Chiquita Jorge Paredi. Si, muy (?) todo, no sabemos si estaba de pepa cuando lo dijo o que, pero en parte resemblan lo que fue el armado de Boca para esta temporada. Después de dos campañas aceptables en las que se había llegado a la semifinal, Marcos Delía y Selem Safar se escaparon a Obras Basket, Luis Cequeira se fue a Quilmes, Robert Battle a Quimsa, Fede Aguerre a Comodoro y Ale Diez a Peñarol. Todos a equipos que tienen intenciones de pelear la corona, mientras que en el club de la ribera quedo solamente el base Lucas Faggiano que ya tenia contrato firmado. Entonces Paredi que no sabia que hacer no tuvo mejor idea que salir a declarar pelotudeces y tratar de tapar las decepciones con humo. Históricos del club como Ronaldo Cordoba y Paco Festa quedaron a cargo de la dirección técnica, y contrataron jugadores de nivel mediocre, la mayoría con pasado en el club para chamuyar con la "identificación con la camiseta" Los ala pivot Matias "Bust" Sandes y Axel Weigand, el pivot Pedro Calderon y el escolta sub 23 Copello que vuelve luego de un mal año en el TNA. Los extranjeros fichados son el pivot DeAngelo Riley, de dudosas credenciales, y el joven escolta boricua Isaac Sosa, que viene de un gran año en Peñarol donde brillo en el rol de tirador, pero eso es lo único que sabe hacer y aca va a tener muchos minutos. Las dos contrataciones de mas renombre son la del base Jonatan Treise, sobrevaloradísimo a mi gusto, y el alero Fabián Ramirez Barrios, surgido de las inferiores del club que vuelve a la Argentina tras su paso por Brasil.
Boca volverá a disputar la Liga Sudamericana en esta temporada, comenzando en el Grupo B que comparte con CKT de Ecuador, Aduaneros de Valencia de Venezuela y Tinguaririca de San Fernando de Chile, un grupo totalmente accesible a disputarse el 7,8 y 9 de Octubre en Ambato, Ecuador.
En fin, en vez de "Bosterismo y Alegria en La Ribera" se viene algo mas parecido a "Panico y Miedo en La Boca"

Ciclista de Junín: 
El plantel campeón del ultimo TNA, del que se mantiene la mayoría de los jugadores

Vuelve el clásico de Junín a la máxima división del basquetbol argentino, algo bienvenido por todos a los que nos gustan los partidos calientes y el quilombo. Liderados por el MVP Luciano Massarelli, Ciclista hizo un campañon fenomenal el ultimo TNA y por ello el DT Pagura apuesta a mantener la misma base, ademas de buscar economizar. Sufren solo la partida de Massarelli que fue a Peñarol en busca del gran primer salto en su carrera y del extranjero Jamaal Douglas. Al primero lo reemplazan con el pivot estadounidense Jeremy Price (26 años, 2´04) salido de la prestigiosa universidad de Georgia y de ultimo paso por la liga de Kosovo, promediando allí 17 puntos por partido en el club RTV 21, mientras que por el escolta Massarelli llegó un ala pivot de 22 años, Lucas Díaz, de muy discreta temporada en Monte Hermoso Basquet la ultima temporada del Torneo Nacional de Ascenso, seguramente para aportar unos pocos minutos en la rotación. Todavía pueden llegar a incorporar un jugador foráneo más de verlo necesario. Por ahora el quinteto inicial aparenta ser Palacios-Maldonado-Picton-Hernández-Price.

9.22.2014

La Previa de la NBA: New Orleans Pelicans




A día de hoy la cadena alimenticia de la NBA está encabezada por esos dos monstruos que son LeBron James en el Este y Kevin Durant en el Oeste. La diferencia entre ellos dos y el resto de los que los siguen en el pelotón es abismal. El único joven que viene embalado y hecho una tromba dispuesto a romper con esta dialéctica es el pivot de los Pelicans Anthony Davis. The Brow. Y este puede ser el año donde de vuelta el pasado reciente de la vilipendiada franquicia de Louisiana.

Como mencionabamos, todo lo que acontece en los Pelicans gira en torno a ese monstruo enorme de brazos interminables llamado Anthony Davis. Sus números el año pasado fueron, para falta de más palabras, extraterrestres. 21.3 puntos, 10.3 rebotes, 2.9 tapas y 1.4 robos por partido, además de un 52% en tiros de campo y unos prometedores 79% en tiros libres. Esto último significa que, además de ser un monstruo en defensa, nunca va a ser una debilidad para su equipo al mejor estilo Shaq o Dwight Howard. Todo esto teniendo solamente 20 años a principios de la última temporada. Para mejor comparación, un nene de nombre Kevin Garnett había promediado 17 puntos, 8 rebotes, 2.1 tapas y  1.4 robos por partido, con 50% en tiros de campo y 75% en libres. Si, hablamos de un jugador del mismo corte que tiene mejores números que The Big Ticket a la misma edad (excepto en asistencias donde Davis aún es del montón). The Brow es un jugador absolutamente disruptivo en defensa, capaz de por su mera presencia cambiar todo un esquema de juego rival, con brazos larguísimos y gran velocidad de piernas que le permite taponear y robar pelotas a troche y moche. Pero para colmo de males, está avanzando a pasos agigantados en ataque. Su agilidad y potencia le permite atacar el aro a lo pelotudo en el pick and roll, y poco a poco va agregando movimientos a su juego en el poste bajo.
Por un lado esto se traduce en que no existe promesa más grande en la liga en la actualidad, y que el construir a su alrededor va a ser un gustazo. Por el otro lado está el peligro de que, de perder la chance de armar un candidato alrededor de semejante talento los Pelicans se sumerjan en la oscuridad de la mediocridad absoluta (léase los Minnesota Timberwolves post KG).

Uno de los más entretenidos y talentosos ala pivots jóvenes de la NBA, y Anthony Davis (?).

Desde el vamos esta temporada NOLA debería empezar a cobrar los dividendos de la inversión realizada la pasada temporada. Las lesiones perjudicaron muchísimo la evolución del equipo, y en caso de que no tengan tanta mala suerte en este apartado este año, eso puede significar un enorme salto de calidad para ellos. 
Por un lado el ex base de los Sixers Jrue Holiday debería volver a ser quien era, uno de los armadores más promisorios de la liga. Tiene solamente 24 años, tira bien, asiste mejor y es un muy buen defensor para su puesto. Solamente pudo jugar 34 partidos por culpa de una lesión por stress en la tibia, así que su regreso será una de las grandes noticias en un equipo que necesita todo lo que Jrue tenga para aportar.
Otro tipo que tuvo un año para olvidar por razones extradeportivas fue Ryan Anderson, quien pintaba para ser el complemento ideal de Anthony Davis desde la posición de ala pivot. El ex Magic sufrió el suicidio de su novia, tuvo que salir durante un partido contra Boston después de un choque con esa pared de ladrillos que es Crash (no pun intended) Wallace, y para colmo, terminó jugando sólo 22 juegos por una operación que se tuvo que realizar a causa de una hernia. Su retorno se traduce en el tiro de tres puntos desde la posición de 4 que tanto ayudará a espaciar el ataque cuando coincida en cancha con Davis o Asik.
El tercer mosquetero de las lesiones es el escolta ex Clippers Eric Gordon. El curso pasado jugó bastante (64 partidos) pero viene de sufrir demasiadas lesiones en los años anteriores, por lo que sería esta la temporada en la que debería volver al nivel que supo demostrar previamente a ser parte del trade de Chris Paul.

Ryan OUCHnderson (?)

Con The Brow y el hipotético regreso sano de este tridente ya sería bastante como para hablar de un buen core de jugadores, pero los Pelicans se aprovecharon del lapsus de Daryl Morey para llevarse de Houston a Omer Asik a cambio de nada. El turco va a poder jugar tanto con Davis como con Anderson y aportará rebotes, tapas, defensa y piñas por todos los wines. No suma nada en ataque, pero no deja de ser un pivot que puede ser titular en cualquier equipo de la NBA y eso en esta liga es un commodity más que valioso. 
El resto del plantel está plagado de apuestas riesgosas. Tyreke Evans nunca va a volver al nivel de su temporada rookie, pero al menos aporta goleo, rebotes y asistencias en buena cantidad (aunque si aprendiera a tirar, bueno, eso sería genial); Austin Rivers (si, el hijo de Doc) que no deja de ser un guard morfón pero que al menos se ha transformado en un triplero relativamente fiable; Jimmer Freddette, un enano que no puede hacer otra cosa que no sea tirar de tres, y que solo por eso sigue teniendo oportunidades en la NBA; un interesante "glue guy" como John Salmons; Darius Miller que sumará como el tirador de rigor cuando sea necesario; y un Alexis Ajinca que sabe muy bien ser gigante (suficiente para tener un contrato en la liga). 
Si un par de estas apuestas sale bien, tal vez estemos mirando un futuro equipo de Playoffs en la complicadísima Conferencia Oeste. Personalmente Monty Williams es un coach que me agrada. Puede ser en parte porque CP3 siempre habló loas de él, o porque el año pasado los Pelicans no dieron tanto asco como deberían a causa de las lesiones, pero creo que es el indicado para llevar a este equipo nuevamente a la post temporada. 

El Pronóstico de NINN: Pelearán hasta el final por un puesto en playoffs con Phoenix Suns, pero se quedarán afuera a pesar de una buena temporada, because it's the West.


Más Previa de la NBA:



















9.18.2014

Previa LNB 2014/5: Conferencia Norte Parte 2


Continuamos en No Inventamos Nada Nuevo con la previa de la temporada 2014/5 de la Liga Nacional de Básquet, completando la Conferencia Norte en la que restaba hablar de Regatas, San Martín, Quimsa, Olímpico y Sionista.

Ciclista Olímpico de La Banda:
17 puntos y 11 rebotes por partido promedio Lee Roberts en Concordia, flojo crack
 El negro bandeño (gran apodo, de los mejores de la LNB) apuesta a mantener la base de la temporada pasada, en la que empezó muy mal pero cerró con una buena segunda fase. Milton Vittar, Ariel Pau, el base juvenil Guillermo Aliende, el boricua Jesse Pellot Rosa y Cristian Amicucci siguen en el plantel. La conducción del equipo en la base dependerá mucho del ex Atenas Juan Brussino, que no brilla armando juego, ya que Aliende es muy joven y Vittar subirá la bola a veces pero no tiene la visión de un base puro. Luego las cosas ya si se ven mejor, con el goleador Ariel Pau, en su tercer año en la institución y ya recuperado de una operación de meniscos. El reclutamiento del alero generación 1997 Lucio Delfino, hermano del famoso Carlos, ilusiona mucho a futuro. Lucio mide 2 metros, tiene mucho gol, y dando un año de ventaja es titular en la Selección Argentina Sub 17 que cumplió buen papel en el mundial y el torneo FIBA Américas. Delfino no es el único ex Unión de Santa Fe que llega, también incorporaron al alero de 25 años Mauro Cosolito. Después de permanecer 10 temporadas seguidas en Sionista, algo que parece imposible en el básquet actual, Daniel "Cabrito" Hure se suma al equipo santiagueño para cagarse un poco a palos, lo que sabe hacer, La contratación mas rimbombante es sin duda alguna la de Lee Roberts, el interno yanqui que la rompió toda toda en Estudiantes de Concordia en el TNA, la volvió a romper el año pasado en la LNB (22,5 por partido en esa estadística tan linda llamada valoración) en la que tuvo partidos de 24 puntos y 20 rebotes como vs Obras. Si Roberts mantiene ese nivel y el poco valorado Amicucci lo acompaña, Olímpico puede ser un duro rival.

Asociación Atlética Quimsa:


Robert Battle, o Jordan en la epoca de los Wizards(?)

El otro equipo santiagueño se armo fuerte para esta temporada, como siempre lo hace, pero esta vez parece ser un proyecto realmente serio que lo puede llevar al primer titulo de liga. El primer paso fue llevar a un gran DT como Silvio Santander, un tipo que trabaja duro y hace que sus equipos se pelen el culo en defensa. Santander acerco al club al que era el relevo en la base en su Lanús subcampeón, Lucas Perez, que el año pasado dio un gran salto en Argentino de Junín, y dio el ok para la vuelta a Quimsa del "Penca" Aguirre, santiagueño muy identificado a la institución. Sebastián Vega renovó contrato en la fusión por una temporada mas, para ser el suplente de dos jugadores que vienen de una temporada irregular en Libertad de Sunchales pero que tienen talento y pueden ser claves, Diego García y Juan Fernández Chavez, de los nacionales mas valorados en sus respectivos puestos. La dupla extranjera del conjunto de Santiago del Estero es top a nivel continental, Marcus Melvin como ala pivot y Robert Battle como pivot, la mejor pareja de internos extranjeros de toda la liga, hay que ver como se entienden entre ellos pero los dos son jugadores con trayectoria y ya probados en la liga local con gran rendimiento, Battle fue pieza clave de aquel Lanús de Santander. El recambio en esos puestos es de buena calidad también, el trabajador 5 Damián Tintorelli y el prometedor 4 Gabriel Deck, goleador del Mundial U17 Lituania 2012, de muy buenas condiciones pero complicado en el salto a mayores por su poca altura para el puesto.

Sionista de Parana: 
El gordo González con un negrito NN al lado


El equipo de Paraná es uno de los grandes candidatos después de la contratación de Román GonzalJAAAAAA Bueno, no. Los del estadio Moisés Flesner llevan al tipo que supo ser un pivot dominante y ahora es toda una incógnita después todos sus inconvenientes que lo llevaron a terminar jugando el Torneo Federal en el Red Star de Catamarca. Lo bueno es que por sobre el hay un tipo que es garantía segura, el veterano ingles Darren Phillip, capo anal de la LNB a sus 36 años luego de haberse lucido en España, Puerto Rico y la NCAA. El tipo se roba el show en cada edición del Juego de las Estrellas, un crack. Los ala pivot son Guillermo Araujo, figura de la selección paraguaya en todos los torneos sudamericanos que llego de ultima tras el corte del yanqui Tommy Eddie y Sebastián Uranga Jr, una incógnita luego de haber pasado la ultima temporada totalmente parado por lesiones. Sionista se ve que tuvo predilección en esta temporada por los jugadores rotos, porque sigue el base JP Cantero, y también continúan como suplentes del base y el escolta los jóvenes productos del club Jeremías Sandrini y Lucas Goldemberg, que no tuvieron malos rendimientos en la 2013-4. En el puesto de alero sigue un fisura de esos tan queribles, Joshua "Raul Barbosa" (Como lo llamaban sus colegas de Peñarol en la temporada 2007 por su agrado por el nombre Raul(!) y el juego del brasileño Leandrinho que en esa época era parte de los Phoenix Suns sensación) Pittman, con Martín Melo como suplente. El hombre del quinteto titular que resta nombrar es el escolta Marcos Saglietti, de mucho gol. Un equipo con bastante talento pero que va a sufrir mucho en el costado defensivo, ademas de que entre sus jugadores suman mas años que una lista de clientes del PAMI y el duro calendario les puede pasar factura

Club de Regatas Corrientes  
Paolo Quinteros, Love Him or Hate Him
Regatas es hoy por hoy junto a Peñarol uno de los dos superpoderosos de la LNB, no por nada en 2013 rompió la hegemonía de los marplatenses con un categórico 4-0 a Lanus y en 2014 llego a la final de la liga y tuvo un buen desempeño en la Liga de las Américas. Este año nuevamente disputara el duro torneo continental, buscando igualar a Peñarol como máximo ganador del torneo con dos títulos. Para eso ya cumplieron la difícil tarea de acordar la renovación de contrato con Paolo Quinteros, el hombre clave en estos logros que tenia ofertas muy fuertes de Boca, La Union de Formosa y el básquet brasileño, pero al final decidió seguir en Corrientes. Otros emblemas como Javier Martínez, Nicolas Romano y Miguel Gerlero partieron, quedando solamente del equipo subcampeón el base increíblemente nacido en Marcos Juarez Phillip McHopson y el joven proyecto de selección nacional Nicolas Brussino. Aun así, siguen siendo un equipo a tener en cuenta, porque trajeron jugadores de renombre para reemplazarlos, como el alero del seleccionado nacional Pablo Espinoza, el Shawn Marion argentino y debilidad de quien escribe este post, el base rosarino Hernando Salles, de aceptable campaña en un Lanús que apestaba y mareaba, los internos estadounidenses Thomas Coleman (pivot de 25 años, 2´04, ultimo paso no muy destacado por Bigua de la liga uruguaya) y Marcelus Sommerville (ala pivot de 32 años, 2 metros, con buenas temporadas en el básquet alemán y turco), y como opciones desde el banquillo a dos jóvenes cordobeses, Andrés Landoni, que se dio a conocer la ultima temporada en Argentino de Junín con buenos partidos, y Javier Saiz, una interesante apuesta de 2´07 y 20 años de gran rendimiento en el ultimo Argentino representando a la selección cordobesa, pero sin experiencia alguna en el primer nivel. Nicolas Casalanguida continuara como DT, a pesar de que quizás sea el nuevo DT de la selección Argentina.

Club San Martín de Corrientes  
Bad Boyz Bad Boyz whatcha gonna do when they come for you
Cerramos la previa de la Conferencia Norte con la otra mitad de Corrientes, el santo correntino. Su única experiencia en primera división hasta ahora no fue próspera, descendiendo nuevamente al TNA a pesar de contar con estrellas del básquet latino como Leandro Garcia Morales y Jack Micheal Martinez y el Cuchu Cambiasso fallido del básquetbol(?) Lucas Victoriano en su plantel. Luego vinieron experiencias algo traumáticas en el TNA donde se armaban planteles caros en búsqueda desesperada del ascenso a primera, cosa que finalmente llego este año. Del plantel del ascenso continúan los internos Fernando Calvi y James Williams, el base Ramiro Iglesias y el escolta Emiliano Agostino, y también sigue el joven entrenador Sebastian Gonzalez, que reune a James Williams, Matias Lescano, Greg Lewis, y Miguel Gerlero del Atenas finalista 2010 que dirigió en su primer incursion como DT. Gerlero pasa directamente de Regatas a San Martín, bastante raro, mientras que Lescano llega de Atenas tras una operación que lo margino en Diciembre de 2013 y se pensó que podía llevarlo al retiro. El base titular sera el talentoso Diego Ciorciari, e incorporan al joven conductor riojano Cristian Verón, que brillo en el ultimo Argentino Sub 19 con 31 puntos, 7 rebotes y 2 asistencias por juego, otro que llega al básquet correntino desde la liga cordobesa como Javier Saiz. Las dos fichas Sub 23 son cubiertas por el alero Mateo Bolívar, con pasada experiencia en San Martín y que la rompió toda en Alvear de Villa Angela el último TNA y el pivot Cristian "Shaggy" Scaramuzzino, prestado por Obras Basket. El referente ofensivo sera el polémico alero John DeGroat, un cabeza de tacho que la rompe toda pero le falta medio plantel en la cabeza, en su paso por Boca Juniors fue elegido el mejor ala pivot de la Liga Nacional en 2012/3 y en la 2013/4 fue cortado a los pocos partidos de empezar la temporada por constantes problemas.

Predicción:
1) Quimsa
2) Regatas Corrientes
3) Atenas
4) La Unión de Formosa
5) Sionista
6) San Martín de Corrientes
7) Olímpico
8) Estudiantes
9) Libertad de Sunchales